Saltar al contenido

Preparar slime comestible de colores



El slime, también conocido como moco de gorila, tiene sus orígenes desde los años 70, cuando fue llevado a las tiendas comerciales por medio de la famosa empresa de juguetes, Mattel.

A partir de entonces, el slime se convirtió de uno de los juguetes más populares y exitosos del mercado, generando múltiples ganancias para las empresas dedicadas a su fabricación, aunque solo se trata de una mezcla casera de pegamento y bórax.

Precisamente, por dicho motivo, el slime pronto se convirtió en un producto que se podría crear muy fácilmente desde la comodidad del hogar, de tal modo que en la actualidad existen una gran variedad de tipos de slime, cuyas recetas se han popularizado entre una gran cantidad de personas, gracias a los nuevos medios de promoción que están permitiendo las redes sociales en los últimos años.

De hecho, como resultado de la viralización que se ha ganado la fabricación casera del slime, han surgido novedosas formas y métodos para añadir mayor diversión a su creación, y se trata de la fabricación de slime comestible.

Slime comestible de colores

Una receta muy sencilla para crear slime comestible de colores, que es ideal para niños pequeños y que no incluye ningún tipo de elemento tóxico, es aquella que incluye los siguientes ingredientes:

  • Una lata de leche condensada
  • Una cucharada de maicena
  • Colorante alimenticio (de tipo opcional)

Modo de preparación del Slime comestible de colores

En primer lugar, se debe verter la leche condensada en una olla, luego de lo cual esta debe colocarse a fuego lento.

Luego, debe agregarse una cucharada de maicena y revolver hasta lograr formar una pasta homogénea, que seguirán revolviéndose hasta lograr formar una consistencia de gelatina.

En ese momento, la mezcla será retirada del fuego.

Posteriormente se le podrá agregar el colorante que se desee, con un aproximado de unas 10 a 15 gotas y por último, solo se sebe dejar enfriar antes de utilizarse.

El resultado final será un slime comestible de color, con el cual se pasarán horas de entretenimiento y además se disfrutará de un agradable sabor.